Riomalo de Arriba (Cáceres). Viaje a Las Hurdes profunda.

Todos o casi todos conocemos la famosísima película-documental que en gran Luis Buñuel realizo en la entonces apartada y desconocida Comarca Cacereña de Las Hurdes; dicha película “Tierra Sin Pan” nos mostraba la dureza de vida de aquellas localidades, la extrema pobreza de sus  gentes que aun parecían vivir en un completo Tercermundismo, un territorio que parecía (y estaba)  aislado de la civilización. Todavía la visión del mismo nos produce perplejidad, asombro, pena y rabia por ver como vivía gente en nuestro país en un no tan lejano 1932. Imágenes como el burro devorado por avispas o el entierro del niño en su ataúd blanco, reflejan la terrible cotidianidad que vivían los habitantes Hurdanos.

riomalo

Vista general de Riomalo

A día de hoy Las Hurdes es una bellísima Comarca llena de encanto y naturaleza que merece la pena visitar y que nada tiene que ver con épocas anteriores, pese a todo algunos pueblos todavía conservan reminiscencias de épocas pasadas y que nos permiten ver y conocer  retazos del modo de vida de aquellas duras gentes, que paradójicamente vivían en comunión absoluta con el bello pero implacable entorno que les rodeaba.  Uno de estos lugares es Riomalo de Arriba, un pequeñísimo pueblo de apenas 21 habitantes.

¿Como Llegar a Riomalo?

Podemos acceder al pueblo por la carretera Ex-204 en dos puntos.: Por la desviación de Vegas de Coria dirección Nuñomoral, Casares de Las Hurdes (Ex-368), antes de llegar a Ladrillar, o bien tomar el desvío, carretera Ex-366, antes de llegar a Riomalo de Abajo dirección Ladrillar 7 Km.

 

Coordenadas:  40°27′″N 6°15′″O

Riomalo de Arriba

Esta situado a 670 m de altura, en la Comarca cacereña de Las Hurdes, ya vecina con la provincia de Salamanca, con quien limita por el Parque Natural Sierra de Francia y Las Batuecas. En sus cercanías nace el Río Ladrillar, antes llamado Río Malo, afluente del Río Alagón. El pueblo en sí es una pedanía perteneciente al vecino Ladrillar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Riomalo de Arriba esta considerado, de los pueblos que mejor han conservado su casas y más concretamente  todo el entramado urbano de su parte antigua, con sus casas construidas de pizarra y con techos de lanchas que le confieren un singular aspecto de “caparazón de tortuga“, típica construcción Hurdana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Casas Típicas Hurdanas.

Como hecho curioso el Rey Alfonso XIII hizo una visita a esta localidad y a la Comarca de las Hurdes, para conocer en persona las Historias que habían llegado a sus oídos sobre el atraso de la Comarca.

La Casa Hurdana.

El terreno abrupto e irregular ha establecido un modelo de casa Hurdana pequeña y sencilla , donde la simplicidad de sus materiales, piedra y pizarra. De planta redonda o cuadrada, responde al exterior con una construcción de una planta, recubierta con tejados de pizarra, dando forma a los pueblos, que antaño se confundían con el paisaje.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estrecho entramado urbano de Riomalo.

La escasa altura de la casa Hurdana es consecuencia de la hostilidad del terreno que no permite otra cosa, presentando escasos huecos al exterior. Tejados de pizarra sin chimenea (para aprovechar el humo interior como secante); balcones que aparecen, fruto de una restauración interna de la casa; muros lisos al exterior interrumpidos ocasionalmente por “poyos”; casas unidas unas con otras para aprovechar el terreno; callejones ciegos que no llevan a ninguna parte; la presencia de calles no como vías de comunicación sino como separación de viviendas.

Alrededores Hurdanos.

En sus cercanías existen vestigios de la edad de piedra, con petroglifos en rocas pizarrosas.
En la edad contemporánea destaca la existencia de una antigua mina (clausurada hace más de medio siglo) de la que se extraía principalmente azufre y níquel.

En la zona hay muchos senderos que discurren por frondosos pinares, encinas y robles, estos caminos son actos para el senderismo y las rutas en bicicleta de montaña. Un lugar apartado del mundos donde el silencio y la exuberante naturaleza son los protagonistas.

Imágenes de Riomalo de Arriba

* Fotos de Antonio Martin.

 

 

Acerca de Felipe Perea (112 artículos)
Humanista, Formador y Técnico de Turismo y Marketing. Manchego y Toledano. Apasionado por los Viajes y la Cultura alternativa, investigador a tiempo parcial de la España mas desconocida.

7 comentarios en Riomalo de Arriba (Cáceres). Viaje a Las Hurdes profunda.

  1. Una comarca preciosa e inquietante, cada piedra podría contarnos tantas cosas…

  2. Lo que mas me llama la atención de este tipo de localizaciones es como el ser humano es capaz de integrarse en un entorno, desvincularse en cierto modo del desarrollo del resto de la civilización y ampararse en su propia experiencia, heredada de sus antepasados, para sobrevivir, en algún caso, con cierta soltura. Es una cosa que me genera muchísimo respeto, desde la atalaya del “urbanita” (sector poblacional al que pertenezco) con todas mis comodidades observo, aprendiendo una leccion de humilidad, que es posible vivir sin todo el maremagnum de objetos y servicios que hacen de nuestra vida un ejercicio de “sinesfuerzo”. Quizás por esto, hemos perdido la capacidad de leer de forma más profunda el significado real de todo aquello que nos rodea….cuando alguien filosoficamente se pregunta que hay más allá de todo esto…quizás debería prescindir (como ya hicieron otros antes) de todo lo que enturbia nuestra capacidad innata de interpretar objetivamente….quizas por esto estamos tan perdidos y no podemos comprender por que alguien graba en una piedra un símbolo sin acudir a interpretaciones que más bien parecen sacadas de algún libro de Dan Brown o una pelicula de Spielberg.

    • Sin ninguna duda Javier, el ser humano se adapta al medio que le toca vivir, incluso como tu dices, el “Urbanita” debe integrarse en un medio que a los que no somos de “metrópoli” nos parece hostil, pero que a la larga si vives en ese medio llegas incluso a considerar tu hogar. El caso de las Hurdes es especial, sobre todo en sus construcciones, las casas estaban hechas para sobrevivir en un medio frío, húmedo, lluvioso, con abundantes nevadas en invierno; esos “caparazones de tortuga” como denomina Buñuel a sus hogares, son lo que hoy llamaríamos una “vivienda bioclimatica”, orientada a preservar el calor al máximo. Queda claro que no hemos inventado nada.

      Estamos tan “alienados” por el Consumismo que como bien dices hemos perdido la perspectiva de lo que nos rodea, esa capacidad innata a la que aludes, y que solo casos de grupos o personas aisladas mantienen en la actualidad, con lo que en cuanto algo no nos cuadra tendemos a calificarlo de “extraño” o enrevesamos su origen, cuando lo mas probable es que la respuesta sea siempre la mas sencilla como diría la “Teoría de la navaja de Ockham”.

      Por cierto Javier tienes Blog?

      • Buenas Felipe, pues en cuanto al blog, no tengo, le he dado mil vueltas y al final no he creado ninguno porque disfruto mas leyendo que escribiendo, además es complicado aportar cosas interesantes…lo que hacéis vosotros tiene mucho mérito, es dificil captar la atención de la gente escribiendo cosas con contenido.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Riomalo de Arriba (Cáceres). Viaje a Las Hurdes profunda. | Otra Iberia

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*