Fuente: Ayuntamiento de Villanueva de Alcardete.

Mezcla de lo profano y lo religioso, estas populares fiestas celebradas en el segundo fin de semana de Noviembre en honor a la Virgen de la Piedad, constituyen  la expresión del ser alcardeteño, fundiendo en su celebración etnográfica, tradición y religión.

La transcendencia social que marca esta tradición se pierde en los reglones de la historia cuando se mezclan con el origen de la talla del S. XV y los años de su entronización en el patronazgo de la villa S. XVII y XVIII.

Resultado de imagen de danzantas villanueva de alcardete

Lo más hermoso y digno de presenciar es la procesión. Las danzantas y el gabozorra lujosamente engalanados, bailan incansablemente delante de la imagen con la mirada puesta en ella durante todo el trayecto.

Ataviados con almidonados trajes blancos y armadas de sonoras castañuelas, ejecutan una ancestral danza, llamadas de alabarderos, con esmerados paloteos y tejidos de lazos o cordón en el centro neurálgico de la población.

Característico  de estas fiestas es la gran quema de fuegos artificiales en ofrenda a la patrona que hace vibrar el corazón de los alcardeteños y foráneos, el pueblo se entrega al culto, mientras música, danza y tiroteo ininterrumpido de cohetes componen la melodía que caracteriza a estas fiestas.

Resultado de imagen de danzantas villanueva de alcardete

El surgimiento del turismo interior y despegue de La Mancha, como destino entre Madrid y Levante, ha convertido a esta fiesta de invierno en reclamo para aquellos que buscan tradición etnográfica en estos parajes de antaño.

¡Será por el olor a pólvora!  ¡Será por la música! ¡ Será por la danza!, quizás por la mezcla de sentidos, lo cierto es que quien tiene la oportunidad de vivir esta fiesta no queda indiferente.

Más sobre las Danzantas de la Virgen:

http://objetivotradicion.blogspot.com/2014/11/las-danzantas-y-el-gabozorra-de.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here