La Iglesia de San Hipolito el Real (Támara de Campos, Palencia). La pequeña Catedral.

Toda la comarca Palentina de la Tierra de Campos es sobradamente conocida debido a la importancia que tuvo en época Medieval como granero de Castilla, lugar de enormes extensiones de cereal que alimentaban a buena parte de la Península y que hicieron que todas estas llanuras tuvieran un gran  florecer económico que se tradujo en uno de los ejemplos que vamos a conocer hoy, las denominadas “pequeñas catedrales” de Tierra de Campos, cuya denominación se debe a los Campos Góticos (Campi Gothici o Campi Gothorum), zona de especial importancia para el Reino Visigodo debido a que gran parte de  la población visigoda se asentó primeramente en estas tierras a finales del siglo V, cuando fue expulsada del sur de Galia por el expansionismo Franco.

 

Vista general de Tamara de Campos

Vista general de Támara de Campos

El caso de Támara de Campos es quizá el mas curioso, ya que nos encontramos con el segundo Templo mas grande de Palencia en una localidad de apenas 80 hab, y que ensombrece con su contundencia el resto de la localidad y las vecinas y que llega a rivalizar con la “Bella desconocida” o Catedral de Palencia.

tamara campos

Las pequeñas Catedrales de Tierra de Campos.

Llama hoy dia atencion la grandiosidad de las Iglesias de determinados pueblos de la Tierra de Campos que pese a su escasa población poseen enormes Templos que ya quisieran para sí algunas Ciudades. La respuesta de estas Iglesias-Catedral se debe principalmente a la enorme pujanza económica que tuvieron estas localidades en época Medieval y parte de la Edad Moderna por su producción de cereal que era repartida por toda Castilla y Aragon, y que llevaron a estos pueblos a disponer de gran cantidad de dinero que en muchos casos plasmaron en estos espectaculares edificios para mostrar su poder económico frente a otras localidades aledañas.

Iglesia de Santoyo

Iglesia de Santoyo

También destaca que en el caso de San Hipolito, tuvo financiación adicional para su construcción, así algunos  Reyes le otorgaron privilegios como Juan II de Castilla, Sancho IV el Bravo, Fernando IV, y sobre todo Alfonso XI, que había nacido el día de la festividad de San Hipólito y tenía una gran devoción por este santo. El privilegio más significativo fue el que autorizaba la demanda de limosna en todos los reinos y señoríos, así se pudo financiar gran parte de la construcción del templo. San Hipolito tenia protección eclesiástica, a través de bulas y otros documentos papales, concedidos por Benedicto III, Paulo II, Paulo IV, Clemente X, Urbano VII, Benedicto XIII, Clemente VIII y Pío VII entre otros. Además, había quien hacía donaciones particulares o testamentos que legaban al templo casas, tierras y otras posesiones, todo ello contribuyeron a erigir esta espectacular Iglesia.

Cabecera de San Hipolito de Tamara

Cabecera de San Hipolito de Tamara

De las denominadas “pequeñas Catedrales”, destacan entre otras las Iglesias de Támara de Campos (que conoceremos en esta entrada), la vecina Piña de Campos, Astudillo, Fromista o Santoyo.

¿Como llegar a Támara de Campos?

La propia comarca de Tierra de Campos se extiende por las provincias de Palencia, Valladolid, Zamora y León, aunque en este caso nos interesa la zona Palentina. Támara de Campos se encuentra muy cerca de la A-67, que une Palencia con Santander, apenas a 4 kms. Cogeremos el desvío de Piña de Campos (que se encuentra pegado a la Autovía), y de allí la Carretera a Támara, no tiene perdida ya que San Hipolito de Támara se ve desde la lejanía.

 

La Moza de Campos.

Muchas son las denominaciones con las que se conoce a la Iglesia de San Hipolito el Real de Támara, la mas famosa es “La Moza de Campos“, que hacer referencia su enorme Torre, que se ve desde la lejanía de la llanura Palentina y que nos recuerda a muchos a una de las Torres del Monasterio del El Escorial, porque aunque la iglesia se comenzó a levantar en el siglo XIV sufrió añadidos durante los siglos XV y XVI, y la Torre se reconstruyo en estilo Herreriano, el imperante en la época.

San Hipolito desde la lejania

San Hipolito desde la lejania

Interior de la Torre

Interior de la Torre

 

Arte en San Hipólito

Describir esta enorme Templo  nos daría  para una tesis doctoral, solo con visitar su pila bautismal gótica, retablos, relieves, rejerías, sillerías, órgano etc.. queda justificada el acercarse  a visitarla, incluso solo el exterior.

La "moza de campos", tal y como se conoce a la Torre.

La “moza de campos”, tal y como se conoce a la Torre.

La iglesia consta de tres naves, siendo la central la mayor.. Si en el exterior sorprende la monumentalidad de la iglesia, en el interior abruma su amplitud y su verticalidad. Iglesia compuesta por tres naves cubiertas todas ellas con bóveda de crucería. Las naves culminan en ábsides ojivales.

escudo

Portada lateral de San Hipolito

Portada lateral de San Hipolito

La iglesia cuenta con varios retablos barrocos, uno de los cuales está hecho en parte por Felipe de Vigarny, en el que se narra distintos sacramentos y el martirio de San Hipólito. En el retablo central está representados Fernando el Santo, el escudo de Castilla y León y varios ángeles y arcángeles. Éste tiene dos cuerpos con 5 filas, un acabado de cuarto de naranja y columnas salomónicas. Aparte de estos, durante la restauración se encontró un retablo de piedra.

Retablo de San Miguel

Retablo de San Miguel

El templo cuenta con una genial rejería de la escuela castellana que representa a San Hipólito a caballo y al escudo de la virgen. La iglesia posee aparte un maravilloso púlpito creado con decoraciones góticas trecentistas y renacentistas, pintadas todas en un solo estilo.

interior tamara

En un brazo de la iglesia se muestran diversos pasos con distintos grados de calidad artística y técnica. Por último en la iglesia hay una maravillosa pila bautismal con tres cuerpos diferentes, con formas octogonal, circular, y la principal con diversas escenas de este sacramento. Hasta su última restauración no se había encontrado ese último cuerpo con forma de cáliz.

tamara campos

arbotantes sobre los que se sustenta San Hipolito

Arbotantes sobre los que se sustenta San Hipolito

Uno de los elementos mas importantes y que llaman mas la atención es su órgano sustentado en una sola columna de madera simulando mármol, única en el mundo, un sorprendente trampantojo, construido por Antonio Ruiz Martínez en 1785.

tamara organo

Horario de visitas

Del 01 jun al 31 ago: De 11:30 a 13:30 y De 17:00 a 20:00


Del 01 sep al 31 may: Visitas previas cita concertada, llamando al teléfono +34 664727360

 


 

 

Acerca de Felipe Perea (113 artículos)
Humanista, Formador y Técnico de Turismo y Marketing. Manchego y Toledano. Apasionado por los Viajes y la Cultura alternativa, investigador a tiempo parcial de la España mas desconocida.

2 comentarios en La Iglesia de San Hipolito el Real (Támara de Campos, Palencia). La pequeña Catedral.

  1. Yo estuve en las primeras excavaciones, las del año 85, dirigidas por Pedro Matesanz.

  2. Seguramente estaria en peor estado que a dia de hoy. El dia que la visite estaba cerrada, me la abrio un Señor mayor, tendria mas de 80 años, nos dejo pasar con la Iglesia totalmente a oscuras, teniamos que iluminarnos con el movil, toda una experiencia sin duda.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. La Iglesia de San Hipolito el Real (Támara de Campos, Palencia). La pequeña Catedral. | Otra Iberia

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*